En los bosques de Blackwater

Home »  Compartimos »  En los bosques de Blackwater

El 6 julio 2017, Publicado por , en Compartimos, con 0 Comentarios

La vida es un proceso continuo de cambio, llegada y despedida, encuentro y partida.  Qué bonito y valiente es abrazarse firmemente a aquello que se ama, sin miedo por la inherente amenaza de la pérdida. Y saber despedirse y soltar, aún con dolor, agradeciendo el dulce sabor de haber amado intensamente.

Mira, los árboles
convierten
sus  cuerpos
en pilares

de luz,
desprenden una honda
fragancia de canela
y plenitud,

los largos estambres
de las totoras
se abren y se van flotando
por los márgenes azules

de las lagunas,
y cada laguna,
sin importar cuál fuese su nombre

carece de nombre ya.
Cada año
cada cosa
que he aprendido

en esta vida
me devuelve a esto: los fuegos
y el negro río de la pérdida
cuya otra orilla

es salvación,
cuyo significado
nunca sabrá ninguno de nosotros.
Para vivir en este mundo

debes ser capaz
de tres cosas:
amar lo que es mortal,
abrazarlo

contra tus huesos sabiendo
que tu propia vida depende de ello;
y, cuando llegue el momento de que se vaya,
dejarlo marchar.

Mary Oliver

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies