En los bosques de Blackwater

Home »  Compartimos »  En los bosques de Blackwater

El 6 julio 2017, Publicado por , en Compartimos, con 0 Comentarios

La vida es un proceso continuo de cambio, llegada y despedida, encuentro y partida.  Qué bonito y valiente es abrazarse firmemente a aquello que se ama, sin miedo por la inherente amenaza de la pérdida. Y saber despedirse y soltar, aún con dolor, agradeciendo el dulce sabor de haber amado intensamente.

Mira, los árboles
convierten
sus  cuerpos
en pilares

de luz,
desprenden una honda
fragancia de canela
y plenitud,

los largos estambres
de las totoras
se abren y se van flotando
por los márgenes azules

de las lagunas,
y cada laguna,
sin importar cuál fuese su nombre

carece de nombre ya.
Cada año
cada cosa
que he aprendido

en esta vida
me devuelve a esto: los fuegos
y el negro río de la pérdida
cuya otra orilla

es salvación,
cuyo significado
nunca sabrá ninguno de nosotros.
Para vivir en este mundo

debes ser capaz
de tres cosas:
amar lo que es mortal,
abrazarlo

contra tus huesos sabiendo
que tu propia vida depende de ello;
y, cuando llegue el momento de que se vaya,
dejarlo marchar.

Mary Oliver

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies